Blanco polar

Los conceptos arquitectónicos actuales crean espacios abiertos en los que integrar la cocina con el resto de la casa. Serie 45 es un sistema que encaja perfectamente en esa visión del interiorismo actual.

Una vivienda con espacios amplios y luminosos, con vistas y acceso al jardín desde el comedor, es un espacio perfecto para proyectar una cocina con isla. Escultural y funcional al mismo tiempo. La amplia isla se sitúa en el centro del espacio y se complementa con una zona de murales. La despensa y los electrodomésticos integrados componen una gran superficie de almacenaje. La composición en laminado blanco polar y el perfil Gola recto lacado en el mismo color combinan con la encimera en Silestone blanco mate.

Los cajones de madera contrachapada permiten una perfecta organización y una visión total del contenido. Además, en el uso diario la madera aporta un acabado cálido y un tacto muy agradable. Para facilitar el orden y la accesibilidad, es posible dividir el espacio interior con separadores y cajas también de madera. Están disponibles accesorios como cuberteros, soportes para cuchillos, especias y bandejas para los utensilios de cocina. Las puertas con canto a 45º nos descubren la despensa en el mural. La facilidad de acceso al espacio interior es vital en una despensa, ya que el tamaño de los objetos puede ser muy variado. Por eso las bisagras especiales con una mayor apertura, nos permiten deslizar suavemente los generosos cajones de madera sin rozar el mueble. Los cajones van equipados con separadores interiores o cajas de madera que ordenan el espacio interior en función de su uso, y además, ayudan a que los objetos tengan más estabilidad y no se muevan.

Es cada vez más habitual compartir e integrar junto a la cocina espacios como el comedor o el salón, creando así ambientes acogedores. En ese sentido, el mobiliario de baño VITA de dica es un complemento ideal como mueble auxiliar, para decorar al mismo tiempo cocina y salón. La posibilidad de combinar el mismo acabado en materiales y colores entre el mueble auxiliar y la cocina, supone una ventaja que aporta continuidad a la hora de integrar espacios.

Muebles auxiliares, zona de comedor y el paso a otras habitaciones hacen de la cocina el espacio de convivencia central del hogar. La isla a su vez se convierte en el eje de la cocina con un amplio espacio para la preparación; donde además de la placa de cocción, fregadero y lavavajillas, hay cabida para el almacenaje interior.

Al suprimir elementos superfluos, nos hemos concentrado en la funcionalidad esencial. Hemos ocultado los electrodomésticos y elementos funcionales pero al mismo tiempo facilitamos su uso. Los cantos de las puertas a 45º son sencillos e intuitivos. Aportan además una agradable sensación en el contacto contínuo con el mueble. Cuando se cierran las puertas, todo queda recogido y nada entorpece la pureza de las formas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR